Compartir

NAIROBI.- Más de 3,500 niños, de entre 13 y 17 años, fueron reclutados en el noreste de Nigeria por grupos armados no estatales entre 2013 y 2017, denunció hoy el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), al advertir de que la cifra podría ser mayor.

“Los niños deben sentirse seguros en su hogar, en las escuelas y en sus patios de recreo en todo momento”, dijo el representante de Unicef en Nigeria, Mohamed Malick Fall, en un comunicado.

Esas cifras “son solo las que han sido verificadas, por lo que es probable que la verdaderas cifras sean más altas”, matizó la agencia de la ONU.

Fall pidió también a todas las partes implicadas en el conflicto que “terminen las violaciones contra los derechos de la infancia”.

Esta organización también recordó que el año pasado 432 niños fueron asesinados en el noreste de Nigeria, 180 secuestrados y se registraron 43 casos de abusos sexuales a niñas.

Las declaraciones de Unicef se producen dos días antes de que se cumpla el quinto aniversario del secuestro por parte del grupo yihadista Boko Haram de más de 200 niñas en la localidad nororiental de Chibok, de las que 112 todavía permanecen en cautividad.

Chibok, situada en el estado de Borno, era una pequeña ciudad desconocida incluso para la mayoría de los nigerianos hasta la noche del 14 de abril de 2014, cuando un grupo de terroristas asaltó un instituto local y se llevó a las chicas, en su mayoría adolescentes.

“El aniversario del secuestro es un sombrío recordatorio de que los secuestros generalizados de niños y las violaciones graves de los derechos de la infancia continúan ocurriendo en el noreste de Nigeria”, denunció Unicef.

Desde 2012, grupos armados en el noreste de Nigeria han reclutado y utilizado a menores como combatientes y perpetrado violaciones graves contra niños y niñas, siendo estas últimas especialmente vulnerables a abusos sexuales, matrimonios forzosos y embarazos a causa de las violaciones.

“Deben parar de apuntar a las infraestructuras civiles, incluidas las escuelas. Esta será la única forma de mejorar la vida de los niños en esta parte devastada de Nigeria”, señaló Fall.

Más de 230 millones de menores viven en zonas en guerra en diversas partes del mundo y, pese a que se desconocen datos exactos, se calcula que en diecisiete países cerca de 250.000 niños tienen que ejercer como soldados, según denuncian oenegés internacionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.